open/close

Capacidad reducida en Estados Unidos

Los servicios de transporte de carga terrestre intermodales en el sur de Estados Unidos han sufrido una fuerte disminución en su capacidad frente a una demanda en aumento.

Capacidad reducida en Estados Unidos | DSV

La pandemia de COVID-19, ha traído con ella efectos secundarios como disminución del ritmo operativo de las empresas, baja de personal y cambios constantes en todos los temas relacionados con la cadena de suministro a nivel mundial. Sin embargo, en el último mes, Estados Unidos, y más específicamente el sur de California, ha sido una de las locaciones más afectadas en cuanto a su capacidad de gestión de envíos.

Actualmente Estados Unidos se encuentra bajo una situación de mucha demanda, pero una oferta limitada de servicios de transporte de carga por carretera. Por lo cual, en julio aumentaron las tarifas de los transportistas, con una predilección por transacciones al contado. 

Uno de los sectores que ha disparado la demanda son los minoristas de comercio electrónico, debido a que parte de la población ha permanecido en cuarentena y ha optado por hacer sus compras de manera online. Por otro lado, las limitaciones en fronteras, la escasez en el equipo y sobre todo el nivel operativo debido a la cantidad de mano de obra de los transportistas, se suman a las causas de la falta de la capacidad de EE.UU. En perspectiva, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU., de los 88,800 empleos relacionados con el transporte por carretera perdidos en abril, solamente se han recuperado aproximadamente 38,900.

Además, el transporte por carretera no es el único medio de transporte con limitaciones en su capacidad en Estados Unidos, también el transporte ferroviario se encuentra afectado por la demanda, cumpliendo con alrededor del 20% de las solicitudes para transportar carga. Las empresas de marketing intermodal, mejor conocidas como IMC’s, han sido las principales testigos de las dificultades para conseguir contenedores ferroviarios a medida que aumenta el volumen nacional general y pronostican que durante el tercer trimestre la demanda seguirá creciendo y, por lo tanto, la oferta y la capacidad serán cada vez más restringidas.

En conjunto, la demanda continúa acrecentándose desde la costa Oeste hasta el Este de Estados Unidos, tanto para el transporte por carretera como ferroviario y se encuentra relacionada principalmente con importaciones. La región más congestionada es el sur de California, con graves limitaciones en Los Ángeles.

Considerando la falta de capacidad actual en el sur de Estados Unidos, le recomendamos tomar las precauciones convenientes para que su cadena de suministro continúe fluyendo, así como contemplar rutas alternas para que su carga llegue a tiempo a su destino final. Para ello, en DSV contamos con especialistas dispuestos a asesorarle sobre nuestras diferentes rutas y medios de transporte para que pueda evaluar la mejor opción para su empresa:

Contacte con DSV