open/close

Clase 3 Líquidos inflamables

Algunos líquidos inflamables son derivados del petróleo, como la gasolina o el queroseno. Otros se logran a través de procesos naturales o industriales, como los alcoholes.

Mercancías Peligrosas Clase 3 líquidos inflamables
  

Cuando algunas moléculas en el líquido tienen suficiente energía y se mueven a suficiente velocidad como para traspasar la superficie hacia el espacio aéreo superior, se crean vapores. Cuanto más caliente esté el líquido, más moléculas lograrán ese nivel de energía y velocidad, y más rápido se formarán los vapores.


Los vapores son invisibles, y siempre mucho más pesados que el aire. Fluirán hacia abajo y se acumularán en el punto más bajo. Los vapores se mezclan rápidamente con el aire; cuando la mezcla esté dentro de los límites explosivos para el material en particular, quemará o explotará al prenderse.

El punto de ignición es la temperatura por encima de la cual el líquido libera el vapor suficiente como para crear una mezcla inflamable con el aire, es decir, el límite más bajo de explosión. Por debajo de ese punto, se forma un vapor insuficiente para crear una mezcla inflamable. Cuanto más bajo sea el punto de ignición, más rápidamente se formará el vapor a temperaturas normales y mayor será el riesgo.

El punto de ignición de la gasolina es -40 °C, de modo que prenderá rápidamente a temperaturas normales. El punto de ignición del gasóleo es +65 °C, de modo que deberá calentarse para prender. El límite superior de UN para la Clase 3 suele ser un punto de ignición de 60 °C, por encima del cual el material no se considera peligroso para el transporte. No obstante, el gasóleo entró dentro del ámbito completo de las Normas recientemente. Más allá de eso, un líquido inflamable se incluirá en la Clase 3 si presenta un punto de ignición por encima de 60 °C y se transporta a una temperatura por encima de ese punto. Si se transporta a una temperatura por encima de 100 °C y por debajo de su punto de ignición, se incluirá en la Clase 9.

La temperatura de auto-ignición es la temperatura a la que el vapor prenderá el aire sin una fuente de ignición. Esta temperatura es mucho más alta que el punto de ignición, p. ej. en la gasolina es de 300 °C, el efecto se utiliza en los motores diésel, donde no se necesita una bujía.

Los líquidos inflamables se sitúan en Grupos de embalaje conforme al punto de ebullición y el punto de ignición.

Grupo de embalaje Punto de ebullición inicial Punto de ignición (copa cerrada)
Grupo de embalaje I
Punto de ebullición por debajo de 35°C
Grupo de embalaje II
Punto de ebullición por encima de 35°C

Punto de ignición por debajo de 23°C

Grupo de embalaje III
Punto de ebullición por encima de 35°C

Punto de ignición > 23°C y <>

Los líquidos inflamables suelen utilizarse como combustibles en motores de combustión interna para vehículos de motor y aviones, y como tal representan de largo el mayor tonelaje de productos peligrosos transportados por superficie. También se utilizan en cantidades más pequeñas como mediadores químicos, o como medio para pinturas, barnices, tintas, adhesivos, etc.

regresar al menú anterior

solicite una cotización

Utilizamos cookies para fines estadísticos y mejora del sitio. Si continúa navegando en nuestro sitio web, consiente el uso de cookies Más información en nuestra política de cookies Close