open/close

Nueva norma emitida por la OMI entrará en vigor en enero del 2020

Para proteger el medio ambiente, la Organización Marítima Internacional (OMI) ha decidido reducir las emisiones de la industria marítima mediante la implementación de una nueva reglamentación a partir de enero de 2020.

Norma OMI

Mientras que el combustible generalmente usado en la actualidad (llamado IFO380) contiene hasta un 3,5% de azufre, la nueva regulación permitirá que los combustibles tengan un máximo de 0,5% de azufre (LSFO).

Según los consultores Sea-Intelligence, el precio de LSFO se estima en alrededor de un 45% = USD 200-225 / tonelada más alto que el precio actual de IFO380.

Los transportistas solo tienen otras dos opciones para reducir las emisiones:
• Cambio del combustible actual a gas natural líquido (GNL)
• Instalar dispositivos de limpieza de emisiones conocidos como depuradores.

Después de un análisis intensivo, muchos operadores han encontrado que cambiar a LSFO será la solución más rentable, y por lo tanto, decidieron comenzar a cobrar más por el combustible a partir de finales de 2019.

En general, se estima que el precio más alto del LSFO generará costos adicionales en el rango de USD 10 a 15 mil millones por año para los transportistas de contenedores.

Para ser compensados por los costos más altos, los transportistas, por lo tanto, se alejarán de las llamadas tarifas ‘ALL IN' que inlcuían el combustible en el valor del flete.

Actualmente, todos los transportistas están en proceso de calcular varios nuevos recargos por combustible que se implementarán a principios de 2019. Algunos serán trimestrales y otros con mecanismos de ajuste mensuales.

Si bien el nuevo recargo tiene nombres diferentes de un transportista a otro, todos tienen el mismo objetivo, es decir, cubrir los transportistas para costos de combustible fluctuantes.

La mayoría de los operadores comenzarán a implementar el nuevo recargo (por ahora lo llamamos BAF) desde el primer trimestre de 2019 y, a partir de ese momento, ajustarán el BAF trimestralmente.

Dado que todos los mecanismos BAF individuales se calcularán en función del precio del petróleo más reciente, no esperamos que el BAF genere efectivamente un aumento en las tasas para comenzar.

Si el precio del IFO 380 fluctúa mucho durante 2019, esto puede desencadenar ajustes hacia arriba o hacia abajo, pero solo se espera que se introduzcan cambios significativos una vez que los operadores deben cubrir el costoso LSFO.

Bajo las regulaciones de la IMO, todavía habrá varias áreas denominadas Áreas de Control de Emisiones (AEC) en las que el azufre permitido es incluso inferior al 0,1% y, por lo tanto, la mayoría de los transportistas también aplicarán un AEC adicional a los envíos que se mueven hacia y desde estas áreas.

Le agradecemos de antemano su comprensión de que DSV no puede absorber los costos más altos, por lo que en un momento también implementaremos un nuevo BAF.

Una vez que todos los operadores hayan publicado sus nuevos modelos de BAF, evaluaremos y revertiremos con más información.

Si requiere más información al respecto, por favor póngase en contacto con su ejecutivo DSV.

Utilizamos cookies para fines estadísticos y mejora del sitio. Si continúa navegando en nuestro sitio web, consiente el uso de cookies Más información en nuestra política de cookies Close